InicioLaboratorioOrígenes y objetivosEstado del arte P2

Estado del arte P2

¿Puede la nueva versión de un programa informático influir en las estéticas del diseño internacional? ¿Nacerá el nuevo paradigma arquitectónico en un laboratorio del MIT en lugar de salir de una escuela de arquitectura?

El acelerado desarrollo de la tecnología informática y la proliferación de las redes telemáticas ha dado como resultado un escenario global marcado por el fácil y libre acceso a herramientas de gran potencial productivo. La arquitectura en su habitual proceso de asimilación de los avances de otras disciplinas no ha tardado en abrirse a la biología genética, la computación, la matemática, la robótica o la industria cinematográfica. Un nuevo pensamiento basado en que a todo a nuestro alrededor es computable, entiende que los códigos que definen el algoritmo que enciende mi ordenador y el esquema de la estructura atómica del copo de nieve tienen en común su naturaleza algorítmica. Ya sea para desentrañar los patrones compositivos de la naturaleza y manejarlos a nuestro antojo o simplemente para hacer uso del potencial tecnológico disponible, estamos inmersos en una época caracterizada por nuestra capacidad de intergrar en el proyecto niveles de complejidad nunca antes imaginados...

Ante la capacidad de la ciencia para describir los fenómenos naturales mediante métodos lineales surge el concepto de sistemas emergentes, entendidos como aquellos en los cuales las propiedades del producto final son más que la suma de las partes. Sistemas con tendencia a evolucionar desde abajo, donde a partir de sencillas interacciones de muchos elementos simples se alcanza un nivel de complejidad superior, que no es posible lograr con las herramientas tradicionales. El comportamiento de los bancos de peces o las colonias de hormigas obedecen a una inteligencia colectiva que fue simplificada. Arquitectos como Roland Snooks y K. Steinfeld intentan aplicar estos conceptos al campo de la arquitectura a través de sus investigaciones con múltiples agentes que interactúan de manera simple consigo mismos y con el entorno para generar comportamientos no predecibles y que resultan en traducciones espaciales que no son predecibles a priori y por tanto nuevas.

Como explica Mark Goulthorpe, director del DeCOI, durante una reunión con responsables del ayuntamiento de Londres que insistíanen la necesidad de retranquear la fachada de la obra de ampliación del ático de Bankside para respetar la normativa, fue capaz ante la sorpresa de todos de reconfigurar la totalidad del edificio en tiempo real, simplemente arrastrando unos puntos de referencia hacia el interior. El volumen, claro está, había sido modelado con gran precisión utilizando un avanzado programa de diseño paramétrico, a través del cual toda la geometría del proyecto se encontraba vinculado a unas pocas lineas generatrices. Las posibilidades de la utilización de este tipo de herramientas como medio generador y no solamente descriptivo apenas se han empezado a vislumbrar.

La modelización paramétrica, donde las formas están referidas a un conjunto de parámetros facilmente manipulables es sólo una de las formas de diseño algorítmico. La principal ventaja que nos ofrecen estas herramientas es la posibilidad de evaluar miles de simulaciones geométricas en tiempo real, lo que aumenta considerablemante nuestros límites tradicionales de producción analógica.

ENTÉRATE PRIMERO, HAZ PARTE

Al ingresar tus datos aceptas nuestras políticas de datos personales

iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor