InicioActualidadFacultadesSUBPROCESO DE VIRTUALIDAD, NUESTRA EVOLUCIÓN EN TIEMPOS DE CRISIS

SUBPROCESO DE VIRTUALIDAD, NUESTRA EVOLUCIÓN EN TIEMPOS DE CRISIS

Hace más de una década que desde el Subproceso de Virtualidad damos vida a la estrategia de la institución: “apoyar a través de la mediación tecnológica, las estrategias didácticas de las asignaturas pertenecientes a los diferentes programas presenciales; además, de acompañar y fortalecer la experiencia de los estudiantes adscritos a los programas virtuales, tales como: Tecnología en Gestión Ambiental, Tecnología en Gestión Turística y la Especialización en Planeación Urbana. Así como la oferta de educación continua programada desde Extensión Académica y Proyección Social; incluyendo el apoyo a las electivas virtuales de la Vicerrectoría Académica”.

Así pues, damos paso a experiencias de gran valor que hacen parte de la memoria colectiva de la institución. Una recopilación descriptiva de los retos que como subproceso abordamos durante este tiempo de crisis, los cuales no estuviéramos superando de la misma forma sin el apoyo brindando por los diferentes procesos institucionales.

Marzo del 2020 marcó el punto en el tiempo, en el que fue anunciado el cierre de las instituciones universitarias, como medida de prevención ante la inminente propagación del covid-19, el cual fue advertido por primera vez, el 31 de diciembre de 2019, desde Wuhan (China).

Este suceso, exigía nuevas dinámicas y asumir el apoyo que ofrece el subproceso a sus diferentes públicos (estudiantes y docentes), de una manera que no estábamos preparados… nadie lo estaba, a nivel local, nacional, incluso a nivel mundial; sin lugar a duda, esta situación ha representado un gran reto para el sector educativo.

La buena noticia, es que este desafío nos ha permitido crecer como institución y desde el Subproceso de Virtualidad, fortalecernos desde los siguientes aspectos:

 Procesos de enseñanza y desarrollo de aprendizajes

En primera instancia, este período de transición obligatoria en el que nos vimos sumergidos como institución universitaria, nos llevó a repensar las estrategias didácticas que impartíamos desde los procesos de enseñanza presencial. El tener que apoyar las asignaturas con recursos tecnológicos, implicó al cuerpo docente, diseñar procesos formativos con un componente virtual, integrando creatividad, recursividad y conocimientos pedagógicos que motivaran y engancharan a los estudiantes durante esta nueva experiencia de aprendizaje.

Para ello, los docentes tuvieron que responder a un proceso de apertura al cambio, de disposición para replantear sus actividades académicas, y fortalecer aquellas competencias digitales que les permitieran circular con mayor fluidez a través de este nuevo desafío.

Y en este punto, queremos resaltar la labor y el compromiso adquirido por parte de los docentes, porque han asumido este reto en medio de la incertidumbre, se han conectado con las nuevas dinámicas en tiempo récord, se han adaptado y apropiado de los recursos tecnológicos dispuestos para continuar con su labor como formadores, llegando a tener las habilidades para organizar variedad de contenidos en el Sistema de Gestión de Aprendizaje.

Como apoyo, desde el Subproceso de Virtualidad y en compañía de Quédate en Colmayor, hemos dispuesto espacios para asesorías, a las cuales han asistido más de 30 docentes por encuentro, quienes han sido instruidos en temas relacionados con el manejo del Sistema de Gestión de Aprendizaje Mi U Virtual, Microsoft Teams, tutoría virtual, pedagogía y didáctica en Moodle, normas APA, comunicación, redes sociales y narrativa audiovisual, entre otros.

Ahora más que nunca podemos visualizar escenarios donde el aprendizaje tradicional y el apoyo mediado por la tecnología puedan ir de la mano, sumar al proceso y permitirnos dar pasos que nos brinden los conocimientos para estar a la par con las exigencias a nivel tecnológico, de respuesta, adaptabilidad y recursividad que reclaman cada vez más los entornos de trabajo.

 Actualización del Sistema de Gestión de Aprendizaje

Para complementar la primera fase de transición, de manera que los nuevos conocimientos adquiridos por parte de los docentes se vieran correspondidos a nivel tecnológico, como institución, necesitábamos gestionar en tiempo récord y prepararnos para recibir en nuestro Sistema de Gestión de Aprendizaje una afluencia superior de estudiantes y docentes.

De esta manera, ya que Campus Virtual, nuestro espacio mediado por TIC en su versión Moodle 2.7, no contaba con las características para almacenar y soportar los nuevos requerimientos, se optó por solicitar la creación de un nuevo campus denominado Mi U Virtual, soportado en una versión Moodle 3.9, lo cual representa un fortalecimiento tecnológico importante para la institución. En este punto fue indispensable el apoyo desde el área de Tecnología e Informática, que gestionó y dispuso un nuevo servidor en la nube para la adecuación de la nueva plataforma.

En pocas palabras, esta nueva versión, nos permite apoyar la gestión de enseñanza mediante recursos que asisten el aprendizaje a través de enlaces, carpetas, archivos (imágenes, documentos PDF, archivos de sonido o video), entre otros. Todo esto, ligado a una estrategia didáctica pertinente y planteada por el docente, la cual, con el fin de garantizar que cumpla con los parámetros requeridos en entornos virtuales de aprendizaje, es guiada y ajustada por el respectivo profesional de apoyo asignado desde el Subproceso de Virtualidad.

Por ello, a la suma de las mencionadas estrategias, los docentes han contado con asesorías técnicas, espacios concertados en diferentes franjas horarias, donde cada profesional del subproceso brindó solución a todas aquellas dudas relacionadas con aspectos técnicos del Sistema de Gestión de Aprendizaje.

Cabe resaltar, que estas nuevas adecuaciones representan grandes beneficios para los actores implicados, tanto estudiantes como docentes han tenido que fortalecer sus competencias digitales, enfrentarse a situaciones que implican un mayor grado de recursividad y creatividad, un ejercicio práctico de resolución de problemas en medio de la incertidumbre, que enriquece sus perfiles.

Otro punto importante, ha sido la adaptación en términos logísticos y de procesos para apoyar la realización del examen de admisión en modalidad virtual, a través de la plataforma Camino al Mayor, y con ello, guiar a los nuevos aspirantes para que puedan abordar esta nueva experiencia con tranquilidad y desde sus hogares.

Fortalecimiento del equipo de trabajo

Dadas las mencionadas adecuaciones, tanto docentes como estudiantes necesitaban contar con un acompañamiento que les permitiera minimizar el nivel de incertidumbre generado por tener que enfrentarse al fugaz acoplamiento con el Sistema de Gestión de Aprendizaje Mi U Virtual. Esta dinámica refuerza aún más la necesidad de sumar profesionales de apoyo al equipo, para garantizar el éxito durante este periodo de transición.

Al sumar dichos refuerzos, tuvimos la capacidad para brindar asesorías personalizadas sobre dudas relacionadas con Mi U Virtual, atender la alta demanda de solicitudes para la creación de los nuevos espacios virtuales que apoyarían las asignaturas presenciales, además pudimos activar la estrategia de asesoría virtual permanente vía Meet, la cual nos ha permitido estar conectados de manera prolongada de lunes a viernes, de 8:00 a. m. a 12:00 m. y de 1:00 p. m. a 5:00 p. m. para atender todas aquellas dudas de carácter técnico que requieran resolver de manera inmediata estudiantes y docentes.

Simultáneamente, extendimos la invitación a nuestro público sobre la existencia del canal de comunicación soportemiuvirtual@colmayor.edu.co, a través del cual también estamos atentos para resolver de manera personalizada todas aquellas dudas técnicas relacionadas con Mi U Virtual.

La integración de estos diferentes métodos nos ha permitido disipar de manera significativa el margen de desconcierto generado por el inesperado cambio de dinámica interactiva, de aprendizaje y formación, entre la comunidad académica, continuamos avanzando paso a paso hasta lograr desdibujarlo por completo y en el camino, no solo buscamos sentir la satisfacción de conectar un poco más a nuestro público con la cultura digital, sino sensibilizarlo, a partir de nuestras estrategias comunicativas frente a las buenas prácticas a tener en cuenta para que puedan sacar el mayor provecho a la educación mediada por la tecnología. Acciones que explicaremos con más detalle a continuación.

Crecimiento comunicacional con nuestros públicos

Este nuevo panorama también nos llevó a reforzar nuestra estrategia comunicativa trabajando desde dos enfoques, el primero, con una línea informativa y motivacional, creando contenido escrito, gráfico y audiovisual para fortalecer la motivación de los estudiantes adscritos a los programas en modalidad virtual, y aquellos pertenecientes a programas presenciales cuyas asignaturas se encuentran apoyadas en Mi U Virtual.

El segundo, con una línea más educativa, condensa aquellas acciones centradas en fortalecer las competencias digitales, habilidades y destrezas de nuestro público objetivo, de manera que nos permita mejorar su experiencia en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

De esta manera, hasta la fecha, hemos dado vida a cuatro campañas: la primera, identificada como “Antiplagio”, cuyo objetivo es recordar a los docentes y estudiantes la importancia de citar y referenciar las fuentes externas que utilicen, a la hora de compartir contenido, informando las consecuencias negativas que el plagio ofrece y recalcando como aspecto positivo la satisfacción personal que brinda el desafiar las habilidades propias y asumir el reto de generar contenido original.

En segunda instancia, integramos a la estrategia, la campaña “Actualización de clave de acceso al campus” para sensibilizar a la comunidad estudiantil frente al buen uso de sus respectivos datos de acceso a los Sistemas de Gestión de Aprendizaje (Mi U Virtual y Campus Digital), recordando que el primero apoya, a través de la mediación tecnológica, las asignaturas presenciales y el segundo a los programas en modalidad virtual de la institución.

En tercer lugar, para generar mayor conciencia sobre el uso de dispositivos móviles, equipos de cómputo y herramientas digitales para evitar ser víctimas de fraudes electrónicos, creamos la campaña “El ciberengaño tiene cara de meme”. La cual, como valor agregado busca generar cultura en torno a la temática, presentando terminología relacionada con el ciberengaño y la ciberseguridad.

Por último, realizamos un despliegue comunicativo para difundir la campaña “Súmate a Mi U Virtual”, enfocada en motivar a los docentes ligados a las asignaturas presenciales para que se integren a la estrategia de la institución y aprovechen el Sistema de Gestión de Aprendizaje Mi U Virtual para apoyar su estrategia didáctica.

Para complementar las acciones anteriormente mencionadas, y en pro de fortalecer las competencias digitales de nuestro público, durante la contingencia hemos creado una serie de videotutoriales que abordan los aspectos básicos a tener en cuenta a la hora de crear contenido audiovisual desde casa a través del dispositivo móvil y con el apoyo de herramientas de fácil acceso.

Son muchos los esfuerzos realizados, pero aún hay desafíos que superar, continuaremos trabajando para enriquecer la experiencia educativa de nuestros estudiantes, aquellos que desde un principio eligieron la modalidad virtual como su alternativa principal de aprendizaje, y a los que han tenido que sumarse para continuar con su proceso de formación.

ENTÉRATE PRIMERO, HAZ PARTE

Al ingresar tus datos aceptas nuestras políticas de datos personales

iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor