InicioActualidadFacultadesAdministraciónGestión de Servicios GastronómicosEl festival gastronómico acompañado de los estudiantes de la tecnología en gastronomía de Santa Elena y del proyecto Medellín si sabe

El festival gastronómico acompañado de los estudiantes de la tecnología en gastronomía de Santa Elena y del proyecto Medellín si sabe

El primer grupo de la Tecnología en Gastronomía del corregimiento de Santa Elena nos acompañó en el Festival Gastronómico, para la Institución fue satisfactorio tenerlos con nosotros.

​Desde las 10:00 a.m. inició el Festival Gastronómico, organizado por la Tecnología en Gastronomía, adscrita a la Facultad de Administración, en el que la Cocina Popular de Medellín fue la protagonista y con guarapo, avena, chorizo, chunchurria, suda´o, arepas y otras muchas delicias más, deleitaron a la comunidad Colmayor.

En el marco del Festival Gastronómico, nos acompañó Medellín Sí Sabe, proyecto del Subsecretaría de Turismo y del Despacho de la Primera dama, en su representación, estuvo Francy Puerta Tirado, Coordinadora del Proyecto y egresada de Administración de Empresas Turísticas de nuestra Facultad de Administración, explicándonos el proyecto y haciendo el papel de moderadora de la Charla «Cocina Popular».

Los protagonistas e invitados especiales fueron Wilmar Quiroz, de la Chunchurria El Mocho, La Panedería Palacio, representada con María Ester Cañola y Guilli Arepas, con sus propietarios Blanca Ospina y su esposo Guillermo, quienes compartieron su historia de vida y cómo Medellín Sí Sabe ayudó a que sus empresas salieran adelante.

Doña Blanca de Guilli Arepas contó que en 2005 se quebraron, que tenían una deuda de más de 380 millones de pesos, que sus inicios fueron vendiendo empanadas, pero a través del proyecto Medellín Sí Sabe se han capacitado y crearon su empresa, la cual participó en la feria Maridaje, tuvo un puesto en los alumbrados del Río Medellín y algunos otros eventos que han servido de catapulta para su negocio.

Por su parte «El mocho» nos cuenta que trabajaba para un señor desde sus 12 años en el arte de hacer chunchurria y cuando se le terminó el «camello» abrió su negocio y cuenta que no veía la necesidad de capacitarse y cuando estaba al borde del abismo, lleno de deudas y con $6.000 pesos en el bolsillo, lo llaman de Medellín Sí Sabe y le ofrecen participar en los 36 días de alumbrados Río Medellín, lo que él no sabía era que Chunchurria El Mocho, gozaba de reconocimiento, tanto así que desde el primer día hicieron fila para comprarle.

Y la Panadería Palacio es tradición, está en su quinta generación y en la tercera sufrieron una quiebra de 25 años, en los que lucharon y lucharon por sacar adelante su negocio, fue tan emotiva la historia, que lágrimas brotaron de los ojos de María Ester, quien vive profundamente agradecida por la capacitación que le brindó Medellín Sí Sabe y testifica que fue gracias a ellos que su negocio logró abrir nuevas sedes y levantarse.

Los tres empresarios están profundamente agradecidos con el proyecto Medellín Sí Sabe, del cual nuestra Facultad de Administración hace parte gracias a su enfoque en Cocina Tradicional.

ENTÉRATE PRIMERO, HAZ PARTE

Al ingresar tus datos aceptas nuestras políticas de datos personales

iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor
iucolmayor